< < Ir al PORTAL de esta Web > >

Una Medicina basada en la "peculiaridad" que somos cada Alma singular

Astigmatismo


En primer lugar un par de imágenes expresivas por sí mismas,
que sintetizan lo que más adelante se desarrolla en esta página:


Debemos considerar al Astigmatismo como un importante defecto de la visión, pues es el que nos impide la percepción nítida de las cosas. Con la Miopía necesitamos acercarnos al objeto, pero podemos llegar a ver nítido; e igualmente con la Hipermetropía si nos alejamos del objeto. Se dice del Astigmatismo que se presenta generalmente al nacer y que no empeora con la edad, con lo cual se vincula esta afección a cuestiones estructurales del ojo.

Tradicionalmente se achaca el astigmatismo a "un defecto de la curvatura de la córnea (capa externa transparente del ojo), que impide que la convergencia de la luz procedente de los objetos se concrete en un solo punto de la retina, proyectándose en más de un punto, impidiendo así la formación nítida de la imagen". Pero su verdadera causa tiene que ver con dificultades, no de la refracción, sino del acoplamiento de los diferentes sectores retinianos que informan al cerebro sobre la imagen captada.

La tarea del cerebro consiste en dar forma conjunta a esas informaciones. Pero esa labor va a estar muy condicionada por "la horizontalidad de la línea que pasa por el centro de la Mácula (fóvea central) y el Punto Ciego (papila óptica)" de la Retina, que establece las lindes de las diferentes áreas retinianas perceptoras de la imagen. Sobre esa "línea" que se establece entre la Mácula y el Punto Ciego, más abajo expongo una imagen y consideraciones al respecto.

Aparentemente, sin un análisis meticuloso de la imagen que capta un ojo astigmático, estaremos dados a decir, como tradicionalmente se hace, que la percepción no es puntual, sino de puntos corridos. Y es así como se justifica la imagen borrosa que se percibe, que en realidad es una imagen multiplicada o repetida en más de un lugar, cuya superposición de sólo algunas de sus partes imposibilita su percepción nítida, como muestro con la imagen siguiente:

La figura "A" representa el objeto a visualizar. La "B" muestra la diversidad de imágenes que no llegan a acoplarse, donde la "1" representa al objeto en sí, desde el que surge otra imagen (la "2") que se desplaza perpendicularmente respecto de la "1", y otras dos que lo hacen en horizontal, pero una de éstas (la "3") se queda en ese desplazamiento horizontal y la otra (la "4") se desplaza además perpendicularmente respecto de esa roja.

Estos desplazamientos pueden tomar direcciones e intensidades diferentes a las de este modelo, pues todo va a depender de las condiciones concretas de las diferentes hemirretinas, pero se ajustan a los desplazamientos que muestran las flechas en la figura.

La figura "C" representa el modo astigmático de visualizar la figura del objeto. En esta visualización, las áreas donde se superponen todas las imágenes (marcada como Negra) aparecerán con plena intensidad de tono, percibiéndose en toda su intensidad de color, pero las demás las percibirá en colores difusos, según donde coincidan dos o más imágenes, y de aquí el sentimiento de percibir la figura en general borrosa.

Se utiliza la "esfera astigmática" (serie de líneas radiales) para analizar el astigmatismo, y según la dirección más acusada de los diferentes desplazamientos (del desacoplamiento), así coincidirán en mayor o menor anchura o nitidez las zonas negras (intensas) a percibir de la imagen, en donde encontrará definición el grado de desviación astigmática, en base al cual se diagnosticará la lente (gafas) correctora que se precisa. No obstante, esta definición no resultará fácil en los casos en los que el desplazamiento de las imágenes sea de importante amplitud en vertical y en horizontal, pues se precisarían dos tipos de corrección.

La imagen de Astigmático aparece cuadruplicada, aunque lo habitual es que se aprecie como duplicada, repartiéndose la intensidad (lumínica) de la imagen entre esas duplicidades, de mayor o menor amplitud según la dificultad de nitidez óptica.

Con este reparto de la intensidad visual de la imagen, se debilita aún más la percepción visual, pues no sólo hay más de una imagen (por no estar bien superpuestas) del mismo objeto -una letra por ejemplo- sino que entre ellas se reparten la intensidad lumínica, por lo que lo que pudiera ser negro, aparece en todas ellas como color más disperso.

Si a ese reparto de la intensidad lumínica (o de imagen) añadimos grados de opacidad del Cristalino, la percepción visual se ve aún más comprometida en personas astigmáticas a partir de cierta edad.

El llamado "efecto estenopeico", al mirar a través de un muy pequeño orificio (hecho con la punta de un alfiler), puede confirmar esa realidad múltiple y no ya borrosa de la visión astigmática, pues con dicho "efecto" lo que hacemos es evitar que intervengan algunas de las hemirretinas en la percepción de la imagen, y toda su intensidad se concentra en lo que vemos.

De las cuatro figuras que podríamos contemplar al mirar por el centro de un agujerillo "cuadrado" (mejor que redondo para apreciar lo que digo a continuación), si apuramos la visión por lo más al filo posible del lado derecho del agujero, por ejemplo, desaparece la imagen de más a la izquierda, cobrando la de la derecha la luminosidad que antes se repartían ambas. Y si, además, apuramos a ver por la parte más alta del orificio (tendremos entonces que situar la visión a través de lo más cercano al vértice superior derecho, para acercarnos al lado derecho y al superior), haremos que desaparezca también la imagen más inferior, haciendo con ello que la superior adquiera la luminosidad que entre ambas se repartían. De esta manera, la visión del ojo con el que hacemos lo anteriormente dicho, desprovista ya del desacoplamiento horizontal y del vertical, se mostrará perfectamente nítida. No obstante, para apreciar este efecto con mayor exactitud de nitidez final, habremos de colocar el agujerillo (el rectangular) con sus lados en perfecta perpendicularidad con las direcciones que toman los desacoplamientos.

El Astigmatismo se origina a raíz de una descompensación estructural y de intervención de los dos músculos oblicuos oculares, por una tensión generalmente más acusada en el oblicuo inferior, que es el que al tensarse aumenta la elevación de la Papila óptica respecto de la fóvea central de la Mácula, manteniendo una diferencia acusada de paralelismo entre la línea del horizonte y la línea fóvea-papila óptica, distorsionando la ordenación de la percepción visual de las diferentes hemirretinas. Como dije más atrás, sobre la línea "Mácula-Punto Ciego" me expreso más adelante.

Esta descompensación de esos músculos oculares está vinculada a la que de modo análogo tiene el mismo individuo astigmático en los músculos de sus piernas; concretamente entre su Cuádriceps y su Femoral, que también puede ponerse de manifiesto en un pie cavo, es decir, con acusado puente en el pie (tracción de la parte interna o plantar del pie).

El Cuádriceps (en la parte anterior del muslo), denominado cuádriceps crural o cuádriceps femoral, es el responsable de la "extensión" de las piernas, y lo componen los cuatro músculos siguientes: recto anterior, vasto interno, vasto externo y crural. El Femoral (en la parte posterior del muslo) , denominado bíceps crural o bíceps femoral, es el responsable de la "flexión" (encogimiento o contracción) de la pierna.

Generalmente, la elasticidad o largura de uno de estos dos músculos puede estar contrapuesta a la tensional o cortedad del otro, condicionando así a los factores dinámicos de las piernas e, igualmente, a los del ojo, siendo el caso del Astigmatismo un predominio tensional (o de acortamiento) del Femoral.

Considerado lo anterior, debe pensarse en factores tensionales musculares como la causa de este defecto visual. Tensiones musculares que especialmente involucrarán al Nervio ciático, responsable de la motricidad del Bíceps femoral.

Sobre este particular, es curioso observar cómo cuando sentimos más relajado nuestro sistema nervioso, el grado de desenfoque astigmático se reduce, cosa que también puede apreciarse en el primer instante de abrir los ojos. Por esta razón, podemos concretar que todo aquello que aumente la tensión nerviosa resulta contraproducente para el mejoramiento de esta "afección".

Un modo de confirmar la relación muscular ocular y de piernas apuntada, lo tenemos en el examen visual de las personas que poseen suficiente elasticidad en la flexión del tronco hacia los pies, donde la oportuna largura o distensión del Femoral no les ofrece apenas resistencia para ello. Es habitual esta condición en los practicantes de yoga, que mucho ejercitan el estiramiento muscular, y en los deportistas con marcado volumen en sus cuádriceps (relativa contracción persistente de los mismos), que viene a significar menor tendencia a la contractura del femoral o afección ciática.

En estos mismos comentarios precedentes tenemos la orientación de los modos que pueden usarse para tratar de paliar la condición astigmática; es decir, cuidando de la relajación y estiramiento oportuno muscular, así como una dieta que posibilite mantener esta condición, siendo esto último lo más importante a cuidar, pues de ello va a depender la condición muscular. Una dieta rica en alimentos o sustancias picantes (azufradas) va a perjudicar la condición visual, pues aumentará la tensión interna de la persona; y una dieta donde se haga uso de la glucosa tenderá a recuperarla, pues aporta relajación interna.

En la siguiente figura, el Punto Ciego (circulito gris-claro de la figura) es la pequeña área de la Retina donde no hay células sensitivas visuales, pues está constituida por un canal de conducción de las ramificaciones nerviosas que contienen la información visual, en el cual se inicia la formación del Nervio Óptico, que llevará al Cerebro lo percibido por las distintas áreas de la retina. Es también el punto de entrada y salida de la vascularización sanguínea de la retina. La Mácula está representada en la figura por el circulito interior de la derecha (de color rosado); es una pequeña área de la retina que tiene la mayor sensibilidad perceptiva.

Cuando la línea que uniría el centro de la Mácula (fóvea central) con la del Punto Ciego (papila óptica) sobrepasa en elevación los con respecto a la línea del horizonte (h.), crea conflicto en la percepción y transmisión de la imagen por cada una de las áreas (hemirretinas) hacia el cerebro, generando dificultad en el acoplamiento de las distintas partes de la imagen, no pudiendo el cerebro montar en una sola lo que le ha llegado por cuadruplicado y sin facilidad de ajuste. La medición de los grados de elevación del Punto Ciego la llevé a cabo con un artilugio casero (pero muy eficaz) que construí a tal efecto (aquí debajo inserto una imagen del mismo).

Una inclinación de la línea "mácula-punto ciego" de unos , corresponde a una muy buena visión. Con se tendría simplemente buena visión; pero con 10º o más, la visión sería notoriamente afectada en sus posibilidades de enfoque nítido a cualquier distancia. Esto es relativo a cada ojo por separado.




< < Subir a Inicio > >

* * * * *