< < Ir al PORTAL de esta Web > >

Una Medicina basada en la "peculiaridad" que somos cada Alma singular

Trastorno Bipolar y Esquizofrenia

"Tratemos de entender el por qué de estos comportamientos"


[ actualizada el 3 noviembre 2017 ]

 

Hablar de Trastorno Bipolar tal como se hace en el ámbito psiquiátrico, de que es "una enfermedad del cerebro" y de una condición más o menos de por vida, es mostrar una considerable ignorancia de lo que es el Cerebro humano y los entramados psíquicos que a través de él se suscitan. Y más aún cuando se le llama "enfermedad maníaco-depresiva", caracterizada por euforias y depresiones.

La Personalidad humana no es el resultado de una capacidad peculiar de individuo que le otorgue "un patrón de actitudes, pensamientos, sentimientos y repertorio conductual" que lo caractericen y que pueda ser representado desde un "criterio lineal" de elementos que estructuran a la persona. La Personalidad es el resultado de un amplio espectro de cualidades que deben representarse en un "anagrama circular" que exprese de forma correlacionada las cualidades de tendencias opuestas y las complementarias que la estructuran, para poder comprender el efecto que genera vivencias exaltadas de una cualidad en otros aspectos de su persona, de donde pueden surgir altibajos de actitudes y de estados de energía, que no tienen por qué ser considerados como "enfermedad" o "patológicos", sino procesos de la persona no correctamente vivenciados para el equilibrio emocional del individuo en cuestión. Por tanto, no es lo "patológico" el hecho de esas vivencias o experiencias "extremas", sino el estado de afectación emocional que pueden suscitar posteriormente. Y teniendo esto en cuenta, la solución de estos estados no está en medicaciones que mermen las capacidades de la persona, sino orientarla debidamente en la comprensión de sus vivencias en estado exaltado, para que sepa ubicarlas en su razón de ser y, al mismo tiempo, saber nutrir su organismo (alimentos y actividad física) de manera que pueda evitar las consecuencias adversas.

Unido a lo anterior el hecho de que contemplemos los comportamientos y valores humanos desde consideraciones que deban pasar por lo que se califica como "científico", que no es más que una opción parcial y muy condicionada de conocimiento del muy amplio espectro existente en la Naturaleza Humana, es lo que genera el término de Bipolaridad, Esquizofrenia, Psicopatía, etc. y hasta el propio término genérico de "enfermedad", tanto en lo orgánico como en lo mental.

La condición Humana podemos definirla como la interacción de cuatro dimensiones tales como la del Cuerpo o estructura física (órganos y sistemas), la Sensorial que dimana de la intervención de los 5 Sentidos físicos, la Intelectual generadora de Conciencia e interpretativa de las aportaciones sensoriales, y la Extrasensorial que da lugar a los Sentimientos de donde surge la Intuición y demás sentidos extracorpóreos. La imagen que sigue lo muestra gráficamente. Sin conocer dicha estructura y sus interacciones, así como el modo en que se complementan, es comprensible lo no acertado y distorsionador de los "diagnósticos" que en psiquiatría se establecen y las "terapias" que se plantean.

Un problema que surge cuando recurrimos a la psiquiatría para casos que califica en torno o dentro de la Esquizofrenia, es que al no aceptar ni comprender la psiquiatría los procesos mentales desde el área Extrasensorial, donde caben posibilidad de visiones, audiciones y otras percepciones fuera del espacio-tiempo, no puede entenderlos ni encauzarlos debidamente, por lo que recurre a anular sus posibilidades, con el consiguiente traumatismo orgánico, cerebral y emocional. Podemos denominar a esto una flagrante anulación de la vida sensorial de la persona, con el consiguiente perjuicio de las posibilidades de equilibrio y eficacia del global de su personalidad.


 

Desde el esquema de la imagen anterior nos será fácil acceder a la comprensión de este otro esquema en el que expongo lo que vengo a llamar la "Neurona de la Personalidad", con las 12 facetas más notorias de opciones de comportamiento o actitudes de vida y sus antagonismos, donde a más intensidad de alguno o algunos de ellos, más disminución de las posibilidades de sus "contrarios". La imagen es de formato "gif" (dinámica) y muestra eso último en el movimiento de la "estrella" central a modo de neurona (observar las "puntas" del Analizar, Conquistar y Liberar, y sus contrarias, que he puesto como ejemplo de cómo se influyen):

He utilizado términos muy radicales en cada una de las 12 opciones para apreciar los matices más importantes en los que se diferencian, pero dentro de cada uno de ellos se deben considerar estos otros que a continuación expreso, entre muchos más que pueden ser aplicados.

Conquistar.- Yo / Cuerpo físico / Decisiones / Enfrentamientos /
Mantener.- Mis pertenencias / Poseer / Edificar /
Liberar.- Mi entorno / Dinámica / Inconstancia /

Organizar.- Trabajo / Utilidad /
Gozar.- Creatividad /
Proteger.- Hogar /

Hablar.- Comunicación / Buscar /
Analizar.- Estudios / Racionalizar /
Silenciar.- Sociedad / Memorizar /

Superficial.- Los demás / El otro / Aspecto externo / Indecisiones / Cordialidad /
Profundo.- Transformar / Más allá de lo aparente / Riesgos /
Lejano.- Ideales / Imaginación / Espiritualidad /

Cada individuo será, por tanto, el resultado de cómo aplique su energía vital a las opciones que esté en él como posibilidad de expresión de su personalidad. Esto no quiere decir que "libremente" pueda optarse por unos valores o por otros, sino en función de su "genética personal" y lo que haya venido cultivando o desarrollando desde su nacimiento, así como también del tipo de Alimentación que lleve en cada momento, pues la química predominante de lo que ingerimos (sólidos y líquidos) inteviene en las posibilidades de lo visceral y lo cerebral; e igualmente el cultivo que hagamos de las estructuras de nuestro Cuerpo físico (articulares y musculares), por lo que éste representa de las estructuras cerebrales. En ello hay que considerar tanto los Valores que expresa la imagen "Estructura del Ser Humano", como la de "Neurona de la Personalidad".

Habrá individuos que hayan cultivado más o menos considerablemente facetas de las 4 áreas de la primera figura, y otros especialmente las de algunas de ellas, sin aceptar o poder encajar lo propio de otras. En este último caso está la consideración "científica" tradicional, que no sabe encajar las opciones del área espiritual, por no supeditarse éstas a los postulados que considera para que algo pueda ser validado como "científico", perdiéndose la comprensión de tantos procederes humanos y dando lugar al criterio materialista con el que aborda la condición Humana, de donde surgen las muy considerables incoherencias que en los ámbitos de la Medicina tradicional se ponen de manifiesto.

Conociendo la diversidad de posibilidades de expresión de una Personalidad incluso dentro de un mismo individuo, por los antagonismos de unas opciones de su estructura respecto de otras, es como podemos comprender sus reacciones y el modo de abordar en ella una condición más o menos equilibrada o coherente con el objetivo de vida que se plantee. Cada Individuo es una opción de vida diferente, peculiar, por lo que no caben encasillamientos conceptuales, y todo "programa de globalización" estará llamado al fracaso y, al mismo tiempo, ser causa de distorsión y coacción en los propios individuos afectados.

Por supuesto que todo lo que he venido expresando requiere de muchas matizaciones, pero esto es algo sólo posible en espacios a modo de Foro de debates desde las experiencias de cada cual y, especialmente, considerando casos específicos de personas, ya que podemos decir que cada individuo es un mundo diferente en sus percepciones y sus expresiones.


 

Con esta imagen que sigue pretendo mostrar uno de los Principios que rigen la vida en todo nuestro Universo, multipolar por naturaleza y que hace posible la Evolución de todas sus formas y contenidos manifiestos.

Se trata del Principio del Péndulo, donde se conjugan los de Polaridad (todo tiene su par de opuestos) y el de Ritmo (todo fluye y refluye, siendo iguales en la intensidad que en una de sus polaridades se promueva). En su correcta consideración en todos los procederes de nuestra vida, estará el equilibrio y eficacia que le otorguemos a la misma, y por supuesto la comprensión de lo que ocurre en lo que la psiquiatría denomina "enfermedad maníaco-depresiva" o Bipolaridad.


"Todo es una Función de Onda"

Ampliando lo que expresa la imagen en su esquina superior izquierda sobre polaridades extremas ("Los Extremos"), debo decir que las opciones inversas en cada esquema de las imágenes se complementan, por cuanto se hace posible una respecto de la otra a fin de equilibrarse en los planos de sus manifestaciones o mundo material. Es así como lo Físico se hace posible por el "alma" o ánima que le infunde el plano espiritual. Igualmente, los aspectos Sensoriales dan sentido a la existencia del Intelecto, y viceversa; y así cada una de las opciones más peculiares de los esquemas. Para analizar esto en los esquemas, no quedaros con los valores que expresa la segunda imagen, sino haced uso de lo que tras ella he ampliado.

Sobre las alzas y los declives, o las exaltaciones y sus carencias, es oportuno recordar que esto se pone de manifiesto diariamente en la Naturaleza, como medio a través del cual la vida adquiere posibilidades de crecimiento o evolución, combinándose las situaciones de inicio, esplendor, decadencia y disolución (que posibilita nuevo comienzo). Lo vemos en el amanecer, el medio día, el atardecer y la noche; e igualmente en ciclos más amplios, como lo son las Estaciones anuales.

Pues esto mismo hemos de considerarlo en nuestro proceder, donde exaltaciones de alguna faceta deben saberse compensar (equilibrar) con actitudes o situaciones complementarias. Las vivencias de "exterior" requieren vivencias de "interior"; las de alteración requieren de las de sosiego; y así como un día muy exaltado requiere de una noche de descanso (noche) profundo, las vivencias de facetas en las que sentimos se moviliza mucha energía en nosotros, deben equilibrarse con otras de quietud, serenidad o análoga que nos posibilite la recarga interna.

En la imagen del Péndulo se muestra en el centro, como actitud a dar vida para estar equilibrados, una persona en estado de meditación, que no quiere decir tratando de conectar con asuntos pocos usuales de la mente, sino básicamente en quietud y silencio, para tomar consciencia de su estado físico, emocional y cerebral, mediante una respiración consciente pausada y profunda. Esto nos permite "interiorizarnos" y aquietarnos, con lo que compensamos vivencias tanto de euforia como de sentimiento de carencias. Nos situamos en un punto central desde el cual poder retomar nuestra situación personal hacia lo que deba ser para sentirnos dueños de nuestra persona.

Si recurrimos a tal práctica (la del párrafo anterior), de "irnos a nuestra consciencia interna", mermamos las consecuencias del reflujo de situaciones exaltadas, y también evitamos las del sentimiento de carencia de lo que nos exaltaba, pues estaremos situados en nuestra nutrición interna, la de ser consciente de nuestro estado interno para llevarlo a la serenidad, en la que hallaremos bienestar y desapego de lo externo, para no ser dominados por ello al saber también estar con nosotros mismos.

No obstante todo lo anterior, lo importante es poder comprender el contenido y razón de las vivencias de exaltación, sean naturales o por elementos artificiales (sustancias, etc.), para que tengan un enriquecimiento real de nuestra personalidad, y no sean distorsionadoras de nuestro equilibrio emocional y racional. Para ello es importante contar con personas que puedan entenderlas y no solamente nos induzcan a evitarlas o imposibilitarlas con medicaciones u otros medios.


< < Subir a Inicio > >

* * * * *