< < Ir al PORTAL de esta Web > >

Una Medicina basada en la "peculiaridad" que somos cada Alma singular

Epílogo

Para finalizar el presente trabajo, quiero expresar lo que he llegado a comprender del significado del Cuerpo:

"Nuestro Cuerpo es la materialización de la estructura desarrollada por los valores psíquicos de nuestra personalidad". En otras palabras: El Cuerpo es el modo en que nuestra Mente se expresa como "estructura en el nivel orgánico" (organización de vísceras y sistemas). De esta manera, la Mente se hace visible a los sentidos corporales, lo cual, una vez que vamos adquiriendo conocimiento de las relaciones existentes entre los modos anatómicos y funcionales (fisiológicos) con las posibilidades de expresión de los valores psíquicos de nuestra persona, el Cuerpo resulta ser la herramienta más valiosa para incidir conscientemente en las posibilidades de nuestra "escurridiza" Mente, a través de la influencia que ejerce en todo el entramado cerebral.

"Así como la Función hace al Órgano, la Personalidad es la que motiva o inhibe la Función."
[las tendencias de una personalidad son las que dirigen los procesos orgánicos.]
*Angel Baña*

En todo hay correspondencias, basta saber verlas:

"Una buena Luz proyecta bien definida la Sombra del Árbol.
Una clara Conciencia concibe bien nítida la Mente de un Cuerpo.
La Sombra es al Árbol como la Mente lo es al Cuerpo.
Cuerpo y Mente son un mismo valor individual expresado en dos planos diferentes."

Todo lo que hemos podido comprender de la necesidad que tiene nuestro Organismo de la correcta interacción de ambos Hemisferios Cerebrales para que todas nuestras potenciales funciones puedan desarrollarse armoniosa y equilibradamente, deberíamos saber llevarlo a los Órdenes Sociales, desde la vida de una simple Pareja (Hombre - Mujer), a lo Familiar, Laboral,... y todo el cuerpo Social, donde lo Emocional y lo Racional, el Corazón y el Cerebro, las Derechas y las Izquierdas conozcan de sus mutuas necesidades de solidaria interacción y apoyo recíproco, ya que venimos constatando que el éxito de un Sistema se centra no en la fuerza de su eslabón más fuerte, sino en la atención a las necesidades de su eslabón más frágil, generalmente debido a la deficiente atención recibida tanto de una Polaridad como de la otra, que en su mejor expresión natural lo son el Corazón y la Razón.

Recuerda:

No Soy,... No Eres,... ¡SOMOS!

- - -

- - - - - -

- - - - - - - - -

- - - - - - - - - - - -


< < Subir a Inicio > >

* * * * *