< < Ir al PORTAL de esta Web > >

Una Medicina basada en la "peculiaridad" que somos cada Alma singular

Estrabismo


En primer lugar un par de imágenes expresivas por sí mismas,
que sintetizan lo que más adelante se desarrolla en esta página:


Más que de un problema ocular, aunque se presenta como tal, se trata de una "disfunción de la interacción eficiente entre los dos hemisferios cerebrales", puesta de manifiesto a través de los órganos de la visión. La falta de interacción entre ambos hemisferios suele estar debida al no desarrollo de las Neuronas (blancas) que conectan debidamente uno con otro, para que lo que "como iniciativa de acción desde un hemisferio", en el otro haya la suficiente "influencia de acción refleja", que en el caso de los ojos es que cuando un ojo (el director en ese momento) se dirige en una dirección, el acto reflejo del otro lo debe llevar hacia tal dirección. Y esa "interacción cerebral de influencia recíproca" va a depender de la dinámica corporal que desarrollemos con "dinámicas de interrelación" entre los miembros (brazos y piernas) de las dos lateralidades corporales. La Sustancia Gris cerebral se desarrolla con la acción de los Sentidos; la Sustancia Blanca se desarrolla con la Dinámica corporal. [En el capítulo sobre la Dislexia doy información gráfica y textual sobre la "influencia refleja" entre ambos Hemisferios]

Es importante ejercitarnos en combinar brazo de un lado y pierna del contrario; con esto logramos que ambos hemisferios actúen en una misma labor de coordinación. En la imagen siguiente el brazo de un lado se combina con la pierna del otro (brazo izquierdo elevado y también la pierna derecha), al mismo tiempo que mantenemos la atención sobre la posición de apoyo que el otro brazo y la otra pierna están teniendo. Una vez en esa posición bien realizada, pasaremos lo más rápido que podamos a invertir la posición de brazos y piernas, para que queden apoyados lo que estaba elevado, y elevados lo que estaba apoyado. Si nos costara trabajo el que el apoyo de las piernas fuera sobre los pies, podemos utilizar las rodillas procurando hacerlo sobre alguna esterilla o elemento blando que amortigüe su apoyo en el suelo.

Cada Hemisferio cerebral controla una lateralidad corporal. Es muy práctico también para la interacción entre hemisferios el coordinar ambos brazos y piernas en una tarea conjunta, como muestra la imagen que sigue. Desde la figura de la izquierda, dar un ligero salto para quedar con las piernas abiertas y los brazos arriba (subidos por los lados). A continuación otro salto para quedar como antes, y así sucesivamente. Con esto forzamos a que ambos hemisferios intervengan amplia y coordinadamente.

La rapidez con que logremos hacer los movimientos reforzará la coordinación bilateral y, por tal motivo, la interacción neuronal entre los hemisferios cerebrales. En los movimientos lentos interviene la Conciencia, y se trata ahora de que la dinámica "se automatice" forzando a que se estructure desde el Subconsciente, que es lo que precisa la interacción entre hemisferios.

En la imagen de abajo, Natación a crol, se exige mucha coordinación y complementariedad tanto en la dinámica de las piernas y pies como en la de los brazos; excelente para la interacción conjunta de los Hemisferios.

Por tanto:... No es el Estrabismo un defecto producido por "un ojo vago", sino por "un hemisferio cerebral vago" y considerablemente desconectado de la actitud cerebral "dominante" (su hemisferio) de la persona estrábica, que siempre recae en uno u otro hemisferio.

Nuestro lado cerebral Emocional o el Racional puede estar desarrollado con bastante diferencia respecto del otro, y apreciarse esto en el desarrollo diferente de nuestra lateralidad Corporal izquierda o derecha, respectivamente. Pero esto no conlleva en sí la condición de estrabismo visual, ya que éste va a depender de las imposibilidades de influencia (interacción) de un hemisferio cerebral sobre el otro, cosa la cual surge con un desarrollo motriz de insuficiente coordinación en el niño.

Estrabismo conlleva "desconexión"; no haberse desarrollado los canales neuronales "blancos" de interrelación, que permitan una intervención o presencia mínima de la actitud cerebral contraria a la que toma el protagonismo en el momento de surgir el "despiste del ojo vago".

Su solución, mucho mejor que la pretensión de forzar el paralelismo con una intervención quirúrgica, es una intensiva ejercitación de coordinación bilateral con la dinámica corporal, especialmente con ambas extremidades, y más aún con las superiores (brazos).

He podido observar en personas de importante desarrollo racional (pongo por caso un abogado muy eficaz y una bióloga muy considerada), un marcadísimo desfase en el desarrollo de su brazo izquierdo (en él) y de la mano izquierda (en ella). En él no había situación de estrabismo, pues se trataba sólo de un muy deficiente desarrollo de sus aspectos emocionales; pero en ella se daba el caso de un estrabismo muy acusado cuando su mente se adentraba en consideraciones profesionales (de su mundo intelectual ampliamente cultivado), que desaparecía cuando se situaba en actitud mental sencilla o relajada.

En él, más dado a la actividad física de niño, se habían desarrollado al menos los canales de interacción de ambos hemisferios; pero en ella, de vivencias más pasivas, no se había dado la posibilidad de esos desarrollos neuronales blancos, que se ponían de manifiesto con esa muy acusada fuga del ojo derecho (expreso en el párrafo siguiente las relaciones entre la "percepción visual" y los hemisferios cerebrales) hacia el exterior y área superior de su cuenca cuando el hemisferio cerebral izquierdo tomaba el pleno protagonismo de la intervención mental de la persona.

Respecto de la correspondencia entre "los Sentidos" y "los Hemisferios cerebrales", aunque me expreso más ampliamente sobre ello en el apartado "Órganos de los Sentidos y Cerebro", como considero importante saber qué hemisferio es de peor intervención en el caso del Estrabismo, diré que... si bien "la motricidad" de cualquier parte del cuerpo (y del propio ojo) "está regida por el hemisferio del lado contrario", la función sensorial es de correspondencia homolateral, es decir, se ubica en el hemisferio del mismo lado.


< < Subir a Inicio > >

* * * * *