< < Ir al PORTAL de esta Web > >

Una Medicina basada en la "peculiaridad" que somos cada Alma singular

Glaucoma


En primer lugar una imagen expresiva por sí misma,
que sintetiza lo que más adelante se desarrolla en esta página:

Nociones generales de esta afección ocular

Gravísima afección del ojo provocada por un aumento de la "tensión interna del ojo".

Ocurre cuando (ver en las dos siguientes imágenes) el Humor Acuoso contenido en la Cámara (la anterior y la posterior) del área anterior del ojo, aumenta en su cantidad por la abolición o notable reducción de su reabsorción fisiológica, en tanto que continúa la producción del mismo a través de la filtración de los vasos sanguíneos de los Cuerpos Ciliares.

Este "aumento del humor" produce un "aumento de la presión" sobre las paredes del ojo, y provoca -además de unos dolores a veces vivísimos- la disminución y hasta la pérdida de la función visual, a consecuencia de las lesiones que se producen en la retina por el aumento de la presión. Esta presión, al comprimir los vasos retinianos, produce un estado anémico de la retina, en la que conos y bastones (células retinianas) acaban por atrofiarse, con la consiguiente pérdida de la visión.

Anatomía y Fisiología ocular vinculada al Glaucoma, y otras estructuras:

La Cámara Ocular que contiene el Humor Acuoso, está situada entre la superficie posterior de la Córnea y la anterior del Cristalino. Consta de la Cámara ocular anterior, situada entre la Córnea y la superficie anterior del Iris, y la Cámara ocular posterior, situada entre el Iris y el Cristalino.

El Cuerpo Ciliar es una estructura circular, situada en la parte anterior del ojo, que une la Coroides (tejido entre la esclerótica y la córnea) con el Iris. Contiene el músculo ciliar, los procesos ciliares y el ligamento suspensorio del cristalino que permite la acomodación del cristalino para una visión cercana o lejana. La contracción o dilatación del Músculo ciliar produce la relajación o el aumento de tensión de los ligamentos suspensorios del Cristalino, aumentando o disminuyendo su curvatura, permitiendo así el enfoque de objetos cercanos o lejanos.

Los Procesos ciliares son pliegues o rebordes pigmentados de la superficie interior del cuerpo ciliar del ojo. Constan de 60 a 80 pliegues que comienzan en la base del iris y se orientan hacia el cristalino. Son los productores del Humor acuoso.

El Humor Acuoso (h.a.) llena las cámaras oculares. Es un líquido incoloro, límpido, muy transparente y constituido por agua y sales minerales. Muy parecido al líquido cefalorraquídeo.

Producido por los Procesos ciliares en la Cámara posterior, de allí pasa a la Cámara anterior a través de la abertura pupilar, y sale por el ángulo iridocorneal (por la Red Trabecular) para llegar (por el canal de Schlemm) a las venas ciliares anteriores a través de los espacios del ángulo y del seno venoso de la esclerótica, volviendo por último a la circulación venosa.

Las dificultades para la reabsorción del h.a. en el seno venoso de la esclerótica es lo que produce el aumento de la presión intraocular. El disco óptico adopta entonces forma de copa, y los cambios degenerativos que provoca en los elementos nervioso y vascular de la retina, por efectos de la presión, pueden generar la ceguera.

Cuando la enfermedad es originada por adherencias del Iris al Cristalino, la iridectomía quirúrgica puede restablecer el flujo del h.a. desde la Cámara posterior a la anterior.

Observaciones personales sobre el Glaucoma

En primer lugar, debe saberse que los Ojos en el Rostro muestran la condición estructural y funcional de los Riñones. Y que los ojos del Glaucoma son del tipo de ojos que expresan unos Riñones sin desarrollar embrionariamente. Son ojos pequeños, redonditos y algo asapados, es decir, que el ojo con tensión ocular se muestra abultado hacia fuera, como tendente a salirse de la órbita.

Signos Irídicos.-

La condición de estos ojos, por la deficiente función renal que expresan, como es la insuficiente eliminación del ácido úrico proveniente del metabolismo proteico, origina una acusada acumulación úrica a nivel de bastantes áreas del organismo. Esta acumulación úrica es la responsable de la pigmentación oscura que adquiere el iris en este tipo de ojos; pigmentación irídica característica en los ojos con Glaucoma. Dicha acumulación úrica es también la responsable de la facilidad de crujidos en ciertas articulaciones de la persona, dependiendo de las áreas del cuerpo donde más se acumulen.

Diuresis.-

Suele existir en este tipo de afecciones la tendencia a orinar muy pocas veces al día (una frecuencia que podríamos considerar "normal" es el orinar al menos cada dos horas, lo cual no va a depender necesariamente de que se beba agua con frecuencia, sino especialmente del "hábito de procurar orinar"). Si la persona desarrolla actividades deportivas, éstas pueden resultar un medio a través del cual ir compensando de alguna manera esa deficiencia renal, a través de la sudoración. No obstante, esto será paliativo sólo en parte.

Factores de capilarización sanguínea.-

Las acumulaciones úricas tienden a producir ahogos en la respiración celular, lo cual, a nivel de los propios riñones, hace dificultar aún más sus funciones, por la tasa de oxigenación que éstos precisan para cumplir sus cometidos. Y esas mismas acumulaciones úricas, producen distorsión en la fisiología celular allá donde se sitúen, endureciendo los tejidos si la persona es de tendencia a ingerir alimentos salados, o a producir roturas de capilares si tiende a tener alta la tasa de glucosa en sangre, medio a través del cual la propia estructura celular tiende a eliminar esas concentraciones anómalas.

Las acumulaciones, cuando afectan a las áreas oculares que precisan de una vascularización tal que permitan el filtraje de un fluido de las características del humor acuoso, pueden llegar a provocar la dificultad de dicho filtraje. El h.a. puede alcanzar entonces una densificación anormal tal que se vea comprometido su propio proceso de reabsorción en los capilares del ángulo venoso de la esclerótica. Es interesante también tener en cuenta sobre el h.a. su considerable analogía de función con el líquido cefalorraquídeo, ambos relacionados directísimamente con factores linfáticos, donde los riñones deben cumplir una función especial de licuación (evitar densidades concentradas).

No debe dejarse a un lado la analogía que también existe entre la secreción de los Procesos ciliares, extensión de la Coroides "del ojo", con la de los Plexos Coroidales de las cavidades óseas ventriculares "del cerebro", donde se elaboran, respectivamente, el "humor acuoso" y el "líquido cefalorraquídeo", pues parece ser -yo los considero así- que ambos vienen a desempeñar una influencia análoga en los procesos cerebrales.

El "líquido cefalorraquídeo" actúa directamente en la estructura cerebral, y el "humor acuoso" en aquello que a través del ojo (la radiación lumínica) va a incidir de modo importante en la mecánica cerebral.

Y ya que tratamos de esta importante relación humoral, debe expresarse junto con ella la que a nivel Digestivo tiene lugar mediante las glándulas Parótidas, que en lo Digestivo desempeñan la función que en lo Ocular desarrolla el h.a. Y en todas ellas a su vez cumplen una función primordial los Riñones, pues son el filtro de todos los humores relacionados con la "actividad Mental racional", siendo estas tres secreciones (cerebral, ocular y digestiva) las que cubren el principal Espectro de la intervención de lo Mental sobre lo Emocional (en su intervención sobre lo Digestivo) y lo Sensitivo (intervención en lo Ocular).

Como resumen de todo lo anterior, podemos concretar que la propia condición que adquiere ese líquido ocular (su densidad anormal), como ocurriría con la linfa, da lugar a la propia dificultad de reabsorción del mismo, y que de igual manera pudiera originar los trastornos de su tránsito por la zona pupilar hacia la cámara anterior.

Se hace esencial, pues, en la afección del Glaucoma, el evitar la ingestión proteica, y sobre todo de determinados alimentos proteicos (quesos y frutos secos, especialmente), así como control de lo salado y estimular la ingestión de glucosa. Y todo sin dejar de considerar la "condición Renal" que pone de manifiesto el Glaucoma, sobre la que deben aplicarse otros factores de Dietética y de dinámica compensatoria. También expresar que el Agua Destilada desde su uso externo puede resultar oportuna por cuanto es un gran "absorbente" de residuos orgánicos, sin efectos en el sistema nervioso local ni redireccionamientos inapropiados a la natural condición del organismo.


< < Subir a Inicio > >

* * * * *